PROGRAMAS MINDFULNESS


 

 

Definir Mindfulness como una Práctica o entrenamiento es un reflejo pobre de su verdadero sentido. Y es que Mindfulness es un estado, un modo de vida.

 

Se define como Mente centrada, Conciencia plena o Atención plena en el momento presente libre de juicios, ideas preconcebidas o expectativas, recibiendo simplemente el presente tal y como es.

 

Se trata de un entrenamiento, pero que a su vez, se va poco a poco aplicando a nuestro modo de vida. Porque realmente de lo que se trata es de aprender a vivir en conciencia plena en todos y cada uno de los momentos cotidianos.

 

Por eso, puedes estar en estado mindfulness mientras estás conduciendo o trabajando, en una cola, en una reunión, realizando la compra en el supermercado, lavando una lechuga mientras cocinas, etc.

 

Nuestro cerebro está diseñado para sobrevivir, por eso está acostumbrado a la rumiación en el pasado y futuro, y esto nos hace agotarnos debido a que vivimos una y otra vez la misma situación fantaseada o recordada sin que realmente esté ocurriendo.

 

Con el entrenamiento en Mindfulness podremos aprender a redirigir nuestro hábito de pensamiento hacia el presente. Y esto es posible gracias a nuestra gran neuroplasticidad.

 

Mindfulness surge en los años 70 en el mundo de la Psicología y Psiquiatría a partir de las técnicas de meditación budistas.

La ciencia actual ha sido capaz de rescatar de esta tradición milenaria tan sabia el entrenamiento de la meditación, de una forma seria, profunda, medible y por supuesto totalmente aséptica, libre de cualquier creencia o ideología.

 

Surge en 1979 a partir del programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness (MBSR) para enfermos crónicos de Jonh Kabat Zin, profesor de Medicina de la Universidad de Masachuset.

 

A partir de ahí se han desarrollado multitud de investigaciones y surge la neurociencia contemplativa.

 

Beneficios de la práctica de Mindfulness


 

 

 

EFECTOS EN EL CEREBRO:

 

Efectos funcionales:

Se amplifica la activación pre-frontal izquierda. De esta forma se ha comprobado que al practicar mindfulness se está desarrollando la capacidad de afrontar desafíos y dificultades, la resiliencia o capacidad de flexibilidad y superación y en general ser capaz de acoger las perturbaciones siendo capaz de regular las emociones y colocarse en el presente antes de actuar.

 

Además fortalece la zona central de nuestra corteza pre-frontal, zona que tiene funciones tan importantes como:

  • Regulación y sintonía con el cuerpo
  • Equilibrio emocional
  • Calmar el miedo
  • Capacidad de parar antes de actuar
  • Empatía
  • Capacidad de intuición y creatividad.

 

Efectos inmunológicos:

Se ha comprobado también con diferentes estudios neurocientíficos la influencia de mindulness en la producción de anticuerpos.

 

Efectos en la estructura cerebral:

  • Disminución de masa gris en la amígdola, por lo tanto reducción del miedo, el estrés y la ansiedad.
  • Aumento del volumen en el hipocampo favoreciendo la memoria y el aprendizaje
  • Aumento del volumen del tálamo (lóbulo temporal), fomentando por tanto el cultivo de emociones positivas y ayudando a mantener una estabilidad emocional sana.

 

 

Aoraki

C.C. Radazul Bajo, planta -1

C/ Juan Sebastián Elcano 15

C.P. 38109, Radazul Bajo
El Rosario, Santa Cruz de Tenerife